J.M. Toledano Conversaciones que inspiran

pf_1528188601Conversando con J.M Toledano:

Hace tiempo que observo y escucho en diferentes sectores, dudas, miedos y preguntas que tienen que ver con el desarrollo de nuestros hijos y con nosotros mismos. La convivencia o choque  multi-generacional en las organizaciones o  cómo la tecnología nos está cambiando la vida  así como la situación acelerada e incierta  de las mismas, me llevan a  estas preguntas:

¿ESTÁN CAMBIANDO LAS NUEVAS GENERACIONES A LAS ORGANIZACIONES?

Yo pienso que toda la vida ha habido conflictos generacionales y toda la vida ha habido organizaciones, y actualmente estamos en uno más.Somos más de lo mismo, creo que no hay cambio, lo único que hay son las diferencias entre:


-Una generación  que tiene sus conocimientos y su experiencia.

-Otra generación que tiene  quizás más conocimientos y  menos experiencia.

Ahí   puede residir el conflicto o la  diferencia de criterios, para mí es  más la forma de cómo abordar las situaciones, toda la vida han habido generaciones y siempre la generación  joven  se ha enfrentado con la generación vieja.

“Si yo pienso cuando tenía 20 años, me veo que  la soberbia me superaba, creía que podía con todo, con el tiempo descubrí que la soberbia que yo tenía me cegaba creyendo  que iba a cambiar al mundo con lo que yo ya sabía, bueno, resulta que no cambié nada. A los 19 años estaba trabajando en Suiza, aprendí a diseñar  turbinas de vapor (eso creía) y pensaba que yo ya lo sabía todo y después descubrí  que no, no tenía ni idea. A pesar de eso, cuando veía a los ingenieros mayores y a los grandes  jefes que les costaba  cambiar, yo me rebotaba, entraba en conflicto. Esta pelea generacional siempre ha existido y siempre existirá.”

Tengo un hijo de 29 años que también está peleándose con las generaciones mayores y percibo que se va a dar un golpe, ahí  trato de que no se haga daño, pero  es que al final él tiene que descubrir y sobre todo vivir su experiencia, tiene que asumir el resultado de sus actos y que a través de esos errores aprenda.

Aprendemos también de nuestros  errores, de probar y experimentar. El que no prueba aprende menos, se trata de “salir de nuestra zona de confort” de la que tanto se habla ahora, pero yo no hablaría de que las nuevas generaciones  están cambiando a las organizaciones. Las organizaciones van cambiando, van mutando, van transformándose para dar respuesta a las demandas que aparecen en el entorno. Una organización es un núcleo de gente donde hay mayores, adultos y  jóvenes, como en una familia en la cual está el abuelo, el padre, los hijos, nietos etc..; hay diferencias de criterio, diferencias de percepciones y diferentes perspectivas, el tema es cómo poder gestionar esas contradicciones siempre  de manera positiva.

Lo que entiendo es ¿que la situación siempre es la misma lo que cambian son las personas? 

Totalmente, las necesidades que tenían las personas de hace unos 30.000 años, por ejemplo la gente que vivió en Atapuerca (Burgos), eran muy similares a las nuestras. Tenían un modelo organizacional basado en el grupo, posiblemente también tenían diferencias de perspectiva entre los cazadores adultos y los jóvenes. Utilizaban a los viejos cazadores  para que dijesen  cuándo habría  cambio de luna, cuando pasaría el ganado y donde sería el mejor sitio para cazar y cuando alguien no hacía caso, (siempre había alguno que se aventuraba), lamentablemente quedaba despanzurrado por allí en medio o encontraba una nueva manada que les proveía de carne fresca.

Yo pienso que si revisamos qué hacíamos a la edad 18, 20, o 30 años, nos descubriremos que estábamos haciendo lo mismo, estábamos en ese proceso de levantar la mano, de rebelarnos, de querer ocupar un espacio propio, de tener  un puesto en la sociedad, no ser el  hijo de…  Si no tener identidad propia.

En el caso de las organizaciones lo que van a hacer siempre es, tratar de cubrir las demandas que aparecen, cubrir necesidades, incluso hay organizaciones  que crean demanda. Tenemos el caso de Appel estos van más allá y generan demanda pero  al final los modelos se van repitiendo de una manera cíclica podemos hablar de más  velocidad ahora. Con la tecnología pensamos que vamos mucho más rápido y posiblemente vamos mucho mas  rápido en la parte tecnológica, pero lamentablemente no estamos  evolucionando a la  par en lo social o en lo relacional quizás esa es la gran diferencia.

¿Qué organizaciones imaginas  que surgirán de esta aceleración tecnológica?

Yo creo que el modelo organizacional  que se nos viene,  es el modelo colaborativo, el modelo en el cual  nos organizaremos y nos desorganizaremos, muy de equipos de proyectos, de red.

Yo hablaría de modelo celular,  grupo células que se asocian para hacer una función determinada como en el cuerpo humano, será un modelo muy biológico, vivo.

El modelo de empresa competidora que conquista mercado que se convierte en un monopolio es un modelo y seguro que coexistirá con los modelos  colaborativos, más pequeños, más ágiles y más flexibles, en mi opinión este último es un modelo que tendrá éxito.

 Y por último JM  cómo enfocar la educación  de  los más jóvenes y/o el desarrollo propio:

A nivel de formación esta es una pregunta que yo me hice cuando tuve a mis 2 hijos ¿qué formación les quería dar?

Se me plantearon como dos grandes modelos, el modelo de Moisés que es el modelo judaico-cristiano (monoteísta) y el modelo de Ulises que es el modelo griego politeísta.

Fíjate en estos dos héroes, son dos grandes héroes, los dos hacen una gran travesía uno por el desierto y otro por el mar, son dos largos viajes.

La dificultad está en que Moisés se pasa 40 años errando por  el desierto y el tema principal del viaje es llegar a la tierra prometida, cumpliendo la Ley de Dios, la norma de Yahvé,  si cumplimos la ley, Dios proveerá  y si todos seguían las leyes, cada día caía el maná para alimentar al pueblo y Moisés con su vara hacia  brotar fuentes   en las rocas del desierto. Pero no te tenías que salir de la norma, ese es un modelo. Se trata de formar a nuestros hijos dentro de la norma, dentro de lo establecido y de ese modo no correrán riesgos.

Después estaba el modelo de Ulises, que después de la guerra de Troya en un ataque de soberbia provoca a Poseidón el dios del mar, le dice que él es el más grande, que es el héroe de Troya y Poseidón se enfada con él y le dice ya vendrás cuando quieras ir a tu casa, cuando quieras volver a Ítaca pasarás por el mar,  Ulises se pasa más de 10 años vagando por las islas del Mediterráneo, llega a la isla de los lotófagos, de la maga Circe, de la ninfa Calipso allí se lo pasa bomba, se enfrenta a Polifemo escapa de los monstruos marinos de Escila y Caribdis ahí pierde toda la tripulación y llega al final a su casa.

Ulises es el modelo de hombre astuto inteligente que se busca la vida, que es curioso, quiere oír el canto de las sirenas y para eso toma precauciones y se ata al poste del barco  para oírlas, a la tripulación le dice que se tapen los oídos con cera,  pero él experimenta, es aventurero a veces tomando riesgos.

Al final se pasa muchos años navegando por  el mar hasta que llega a Ítaca, llega a su hogar mata a los pretendientes de su esposa…llega al final, lamentablemente Moisés no llega a pisar la tierra prometida a pesar de haber seguido con la norma y con la ley de dios.

Un modelo es educar en la norma y el otro modelo es educar en la incertidumbre (la crisis), yo pienso que lo que está viniendo es un poco más de lo mismo. ¿Dónde queremos educar a nuestros hijos en la certidumbre o en la incertidumbre? Eso va a ser una elección de cada uno de nosotros, una es muy segurizante, lo que pasa es que no sé si llegarás y la otra es más insegura, tiene riesgo, de hecho los grandes héroes griegos que acompañan a Ulises en su retorno a Ítaca,  van muriendo por el camino, solo llega él.

Estos son dos modelos de educación/formación. ¿En qué formarnos? Yo creo que hemos de adquirir unas competencias básicas, tienen que ver con el cómo nos relacionamos con las personas, conocimientos básicos de cómo entender las diferentes culturas, aprender la historia; la historia nos permite entender la realidad actual, para eso es la historia, para entender dónde estamos hoy, si no conocemos nuestra historia,  no sabemos porque hemos llegado aquí, por tanto hay una serie de temas y asignaturas que para mí  son bases, son fundamentales.

Yo me imagino una formación troncal muy potente incluyendo la historia, la geografía, la filosofía… ¿Por qué no las técnicas? Porque, las técnicas van a ir cambiando de una manera bárbara y vamos a tener herramientas que nos van a permitir soslayar todas esas competencias técnicas, pero sí necesitamos una gran base humanística y filosófica, es lo que nos va a permitir entender, poder preguntar a las máquinas y poderle preguntar al internet y al google de turno, poder hacer las grandes preguntas, de ese modo encontraremos respuestas.

Lo veo con los millenials, éstos utilizan internet para comunicarse, pero  no para consultar, solo la generación  X y la Y lo utilizan como la gran biblioteca de Alejandría y estos saben preguntar y encuentran respuestas, a los demás les cuesta mucho encontrar cosas, no saben preguntar. Por tanto dentro de esa filosofía y ese humanismo que hay que aprender, está “el arte de la pregunta” esa es la gran base, lo otro vendrá rodado.

Yo no sé dentro de 5 años que profesiones van a haber, como Director de Recursos Humanos me dicen bueno y ¿el futuro? ¿Cómo nos preparamos? Creo que nos hemos de preparar para ser capaces de dar respuesta de manera coherente a las contradicciones, gestionándolas de manera positiva y o tienes una gran base humanista o entraremos en crisis personal.

Gracias JM un placer conversar contigo.

29187174_10215917945572480_8779339452745228959_n

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.